Periodontitis

La periodontitis es una enfermedad, muy presente dentro de la sociedad, caracterizada por una inflamación crónica y destrucción progresiva del hueso de sostén. Esta  patología puede debilitar en gran medida la sujeción del diente al hueso, encontrando en casos avanzado movilidad e incluso pérdida de las piezas.

Esta enfermedad se caracteriza por tener un origen variado, ya que es necesario que intervengan varios factores para que se pueda producir. La mala higiene oral juega un papel fundamental en su desarrollo sin embargo, la herencia genética también está presente. Aquellas personas portadoras de prótesis dentales o implantes deberán extremar las precauciones frente a esta patología, debido a que se puede producir su pérdida.

Síntomas de las periodontitis 

Los síntomas de la periodontitis pueden llegar a ser muy variados, debido a que afecta a una zona bastante amplia en la cavidad oral. Al igual que ocurre con la gingivitis, también en esta enfermedad se puede encontrar una inflamación considerable de las encías. Además, es frecuente que  sangren con facilidad de forma espontánea o al contacto con los alimentos. También el color de la encía es similar a la gingivitis, debido a la extravasación de plasma sanguíneo que se produce en la zona. Mediante el aumento del volumen sanguíneo, se evita la entrada de patógenos al organismo.

La principal diferencia con respecto a la gingivitis es la destrucción de hueso

La principal diferencia con respecto a la gingivitis es que la periodontitis produce una destrucción del hueso de soporte, dando al traste con las piezas dentales. Derivado de la devastación del hueso, los dientes presentarán una movilidad elevada. Esto último suele ser  el motivo fundamental por el que la mayoría de pacientes acuden a las clínicas dentales en busca de asesoramiento.

En muchas ocasiones ya es tarde para realizar un tratamiento que permita el mantenimiento de los dientes, por ello es necesario realizar revisiones periódicas con el dentista. El especialista podrá detectar de una forma fácil y sencilla esta problemática.

Es necesario realizar radiografías para detectar la periodontitis a tiempo

El diagnóstico de esta enfermedad periodontal debe ser realizado por un odontólogo, el cual cuenta con todos los medios tecnológicos a su disposición. Entre estos medios destacan las ortopantomografías o las radiografías periapicales, posibilitando con ellas una correcta visualización de las diferentes zonas afectadas.

Ortopantomografia
Ortopantomografía

Tipos de periodontitis

Periodontitis crónica

La periodontitis crónica es la más frecuente de todas dentro de la población, la cual afecta principalmente a los adultos. En este tipo de casos es frecuente encontrar una elevada cantidad de placa sobre los dientes y tejidos blandos de la cavidad oral. Esta acumulación sirve de caldo de cultivo para las bacterias que intervienen en este proceso infeccioso de destrucción de encías y hueso.

Periodontitis agresiva

La periodontitis agresiva es aquella que suele afectar a individuos en edades tempranas, provocando una destrucción rápida de los tejidos. El principal síntoma es la elevada movilidad de las piezas dentales que presentan los pacientes. Es importante atajar esta enfermedad a tiempo, ya que los individuos que se encuentran afectados en su mayoría son pacientes jóvenes.

Ante la mínima sospecha, los padres deberán acudir de inmediato al dentista, el cual podrá valorar las condiciones bucodentales que presenta el paciente.

Causas de la aparición de periodontitis

Como se ha hablado antes, la periodontitis tiene un origen multifactorial sin embargo, la placa dental potencia enormemente la progresión de esta enfermedad. Las bacterias van colonizando las superficies dentales y bordes de las encías, dando lugar a una respuesta inflamatoria por parte del organismo. El cuerpo humano responde a las acciones agresivas que se están realizando en contra de él, mediante diferentes mecanismos de defensa como la inflamación.

Es frecuente la calcificación de la placa bacteriana

Con el paso del tiempo, se produce una calcificación de la placa bacteriana a consecuencia de los iones calcio que se encuentran en la saliva. Cabe destacar, que se pueden encontrar depósitos de sarro tanto en las superficies visibles del diente como por debajo de la encía. Las limpiezas dentales permiten la remoción del sarro visible sin embargo, aquello acúmulos que se encuentran localizados por debajo de la mucosa deberán ser eliminados con raspados y alisados radiculares.

Aparición de bolsas

Como consecuencia de la inflamación crónica que afecta a la persona y el acúmulo importante de bacterias, aparecen las tan temidas bolsas periodontales. Estas zonas profundas en la encía albergan gran cantidad de gérmenes responsables del deterioro de las zonas óseas y de encía.

Tratamiento de la periodontitis

Con respecto a los tratamientos para la periodontitis, lo primero que se debe tener en cuenta es la necesidad de realizar una adecuada prevención de la patología. Dentro de la prevención se incluye un correcto cepillado e higienización de las diferentes superficies que se encuentran en la cavidad oral. Es recomendable que ante la mínima sospecha de sufrir periodontitis se acuda al dentista, el cual realizará sondajes periodontales y radiografías. De esta forma, podrá ver el estado de la enfermedad, estableciendo un plan de tratamiento acorde con sus necesidades.

Los raspados y alisados radiculares

El principal tratamiento para la periodontitis es el raspado y alisado radicular, conocido popularmente como curetaje. Mediante esta técnica se consigue una eliminación óptima de los depósitos bacterianos y de sarro que se encuentran por debajo de la encía. Una vez erradicado estos focos, los pacientes sentirán una enorme mejoría a las pocas semanas. Sin embargo,  existen determinados casos en los que el avance y la destrucción bacteriana son tan elevados que es necesario someterse a cirugías periodontales.