Gingivitis

La gingivitis es un trastorno bucodental que afecta a un gran número de personas. Se caracteriza principalmente por una importante inflamación de las encías y la aparición de sangrado espontáneo. Es necesario prestarle gran atención a esta patología, ya que puede desencadenar problemas de mayor relevancia a largo plazo.

Establecer un plan de tratamiento acorde al paciente, siempre teniendo en cuenta sus necesidades, es primordial para su erradicación. Aquellas personas que cuenten con prótesis o implantes dentales deben extremar las precauciones. La gingivitis puede actuar de forma severa sobre estas estructuras, perdiéndose y generando un gran daño en la boca. Es frecuente encontrar en la actualidad usuarios afectados por periodontitis, la cual es el siguiente nivel de la gingivitis, resultando más difícil de erradicar.

Síntomas más frecuentes en la gingivitis

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el aspecto normal de las encías se caracteriza por ser de un color rosa coral y presentar un punteado en piel de naranja en su superficie, algo que no ocurre cuando un paciente presenta gingivitis. Asimismo, las personas que deseen realizarse blanqueamientos dentales o colocación de carillas estéticas, deberán resolver previamente esta patología para que se puedan realizar ambos procedimientos.

Inflamación y cambio de coloración

Gingivitis
Inflamación de las encías por Gingivitis

Los principales síntomas que se pueden encontrar son; la hinchazón o inflamación de las encías, lo cual produce una disminución considerable de la estética y aparición de dolor ante cualquier roce durante el proceso de masticación. Además, el color característico que se puede encontrar dentro de la gingivitis es el violáceo, debido a la acumulación sanguínea que se produce en el lugar, como consecuencia de la acción defensiva del organismo frente a los agentes patógenos causantes. También es frecuente encontrar sangrado, tanto espontáneo como durante la acción del cepillado, algo que puede resultar muy molesto para las personas.

 

Mal aliento, sensibilidad y retracción de la encía

Por último y no menos importante es frecuente que los pacientes se aquejen de sufrir halitosis. Esto se debe a la acumulación de bacterias que se produce sobre mucosa y dientes. También las encías sensibles e incluso la retracción en los cuellos de los dientes pueden estar presentes en esta patología, las cuales generan múltiples consultas en las clínicas dentales por parte de los pacientes.

Causas de la aparición de la gingivitis

La principal causa de que se produzca la aparición de la tan temida gingivitis en las encías es la deficiente higiene oral realizada por los pacientes, los cuales en la mayoría de ocasiones no saben cómo abordar de manera correcta este problema. Los odontólogos recomiendan acudir a revisiones periódicas, pudiendo detectar este tipo de patología tan habitual en los adolescentes y adultos.

Secuencia de formación de la Gingivitis
Secuencia de formación de la Gingivitis

Formación de placa sobre los dientes

Lo primero que ocurre es la formación de placa bacteriana sobre los dientes. Esto suele ocurrir por a la ausencia, escasez o mal cepillado por parte del paciente. Elementos como el almidón y los azúcares favorecen la formación y adhesión de colonias bacterianas. Estas colonias van creciendo y provocan una respuesta defensiva por parte del organismo para evitar el ataque. Los especialistas en higiene bucodental podrán dar una serie de indicaciones e instrucciones para ejecutar un óptimo cepillado, consiguiendo de esta forma eliminar toda la placa dental presente.

Posteriormente aparece el sarro

Una vez las bacterias se han ido acumulando sobre las superficies dentales, la saliva favorece su calcificación por la alta cantidad de iones calcio que se encuentran en su composición. Es importante destacar que la cantidad de estos compuestos pueden ser variables de una persona a otra.

Aparición de inflamación en las encías

El material calcificado sobre los dientes y en íntimo contacto con el borde las encías produce su irritación, apareciendo una inflamación que va a evolucionando en gravedad a medida que no se le presta la atención necesaria. El organismo detecta la presencia de patógenos cerca de las encías, elevando la cantidad de sangre en la zona. Esta extravasación sanguínea  contiene elementos defensivos frente a las bacterias perjudiciales presentes, evitando con ello un avance más rápido de la enfermedad.

Factores de riesgo que favorecen la aparición de la gingivitis

Existen determinados factores de riesgo que favorecen la aparición de gingivitis en las encías. En primer lugar encontramos el tabaquismo. También la presencia de empastes para caries mal realizados e incluso aquellas enfermedades que disminuyen considerablemente las defensas del organismo. Otros factores como el estrés, la obesidad o la diabetes pueden influir en su aparición.

La Fenitoína o los bloqueantes de los canales de calcio

Además, los pacientes que se encuentren en tratamiento con fenitoína o bloqueantes de los canales de calcio presentan una mayor predisposición a sufrir esta patología. Esto debe ser controlado por el médico especialista que haya prescrito la medicación.

Tratamiento más adecuado

El mejor tratamiento es una adecuada prevención. Lo primero es un adecuado cepillado dental, el cual permita una correcta eliminación de las bacterias que quedan depositadas sobre las superficies de los dientes. En segundo lugar, acudir periódicamente a revisiones, las cuales permitirán detectar cualquier tipo de problema.  Por último, las limpiezas dentales consiguen una perfecta eliminación de los depósitos de sarro que existan cerca de las encías.

Por último, existe un estudio reciente de la Universidad Kyung Hee de Corea que concluye que el consumo de lácteos ayuda la prevención.