Caries

Caries
Caries

La caries es una patología de importante relevancia en las bocas de las personas. La no detección a tiempo puede llegar a producir importantes problemas en un futuro. Cabe destacar que se trata de un problema de etiología multifactorial, es decir, provocada por múltiples factores. Entre estos destacan el consumo de azúcares, la acumulación de placa y la deficiente higiene realizada por el usuario.

Además, existen diferentes tipos de caries en función de la superficie afectada del diente. Son muy frecuentes las de tipo oclusal en niños y las de tipo interproximal en adultos. Esto se debe a la acumulación de alimentos y la no utilización de la seda dental. En aquellos pacientes que no se trate a tiempo la caries, puede llegar a aparecer dolor e incluso sensibilidad dentaria.

¿Cuáles son los síntomas que pueden aparecer?

Los síntomas que una persona puede manifestar por la presencia de una caries pueden ser muy variados. En ellos intervienen factores como la localización y la extensión de la lesión. En un principio, es frecuente que los usuarios no presenten síntomas. Sin embargo, a medida que la caries va afectando capas más profundas del diente, el individuo puede manifestar dolor en la pieza dental, cambio en la coloración e incluso existencia de cavitaciones.

Dolor provocado

Numerosos pacientes pueden presentar un dolor provocado frente a estímulos como el frío, el calor o el consumo de determinadas sustancias azucaradas. Dichos dolores suelen ser un indicativo bastante fiable de la presencia de caries en el diente. Este tipo de dolor se debe a una inflamación de la pulpa, exigiendo que sea abordado a la mayor brevedad posible por parte de un especialista Odontólogo.

Una vez sea eliminada la caries del diente y tapada con la correspondiente restauración, el usuario mostrará una mejora considerable en los síntomas que presentaba, esperándose una evolución bastante favorable en la pulpa del diente.

Dolor de muelas
Dolor de muelas

Dolor espontáneo

El dolor espontáneo es mucho más importante en lo que a una caries se refiere, ya que resulta un signo bastante fiable de afectación pulpar irreversible. Será necesario entonces tomar otras medidas además de la eliminación de la caries, estando entre ellas la endodoncia. Este tipo de dolor puede aparecer en cualquier momento del día sin embargo, muchos usuarios manifiestan que suele dar la cara durante el sueño, estando caracterizado por una sensación punzante. Su explicación es bastante sencilla. Durante la noche la cabeza se encuentra a la altura del corazón, recibiendo con más intensidad los latidos. Al estar a igual altura y existir un proceso inflamatorio en la pulpa, la patología se reagudiza, apareciendo el molesto dolor que puede llegar a despertar al individuo.

Lo recomendable en este tipo de situaciones, es acudir lo más pronto posible a un odontólogo de confianza. Este podrá instaurar el tratamiento más adecuado en función de las necesidades y requerimientos que el usuario presente. Lo primero que se deberá realizar es una radiografía para comprobar el estado de la pulpa y posteriormente proceder a la aplicación del tratamiento.

Causas por las que aparece la caries

Hay que tener en cuenta que la caries es una enfermedad multifactorial que necesita un diagnóstico por parte del especialista para identificar las causas. También se debe tener en cuenta que este proceso patológico que afecta al diente aparece con el paso del tiempo, jugando las revisiones periódicas un papel fundamental en el mantenimiento de la salud oral.

Acumulación de placa bacteriana

La acumulación de placa bacteriana en la dentadura se debe a la ausencia o la realización de una higiene deficiente por parte del usuario. Las bacterias aprovechan la película de azúcares y almidones que queda sobre la superficie, convirtiéndose en un perfecto ambiente para la colonización y proliferación de estos agentes patógenos.

Esta placa puede llegar a endurecerse como consecuencia de la alta cantidad de iones calcio que están presente en la salivas. Es entonces cuando se produce una importante inflamación en las encías además de caries. Ante la mínima sospecha de aparición de sarro, es recomendable aumentar las medidas de higiene y acudir al dentista para que proceda a la realización de una limpieza dental, eliminando con ello todos los depósitos de bacterias que existan en las caras de los dientes.

Los ácidos de las bacterias  

Las bacterias causantes de la caries utilizan el azúcar consumido por las personas para generar una serie de ácidos. Estos van debilitando el esmalte, llegando rápidamente a la dentina. Una vez superada la barrera del esmalte, la dentina es mucho más blanda y repleta de túbulos, consiguiendo destruir mayor cantidad de tejido en menos tiempo.

La afectación de la dentina puede dar lugar a la aparición de sensibilidad y dolor en los dientes. Esto se debe a la elevada cantidad de túbulos que comunican directamente con la pulpa. Estos túbulos contienen un líquido que se moviliza cuando se produce algún estímulo físico, térmico o químico, dando lugar a molestias en los dientes.

Fracturas o deterioro de la superficie del diente

Las fracturas en los dientes o incluso patologías como el bruxismo puede acelerar la aparición de caries en las personas, ya que las superficies no se encuentran en óptimo estado para resistir la acción de las bacterias. Es importante destacar que cualquier tipo de alteración en los dientes puede predisponer a sufrir otras patologías orales, al ser aprovechada por las bacterias para la colonización.

Quienes presenten fracturas o abrasión en sus dientes deben acudir lo antes posible al dentista para instaurar un tratamiento preventivo y evitar posibles complicaciones.

La prevención es muy necesaria para evitar la aparición de caries

La prevención realizada por parte del paciente de manos del odontólogo puede evitar la aparición de caries en la cavidad oral. Lo primero que el usuario debe realizar es una correcta limpieza dental, llegando a todos los recovecos de la boca, usando seda dental una vez al día como mínimo.  También las revisiones periódicas son necesarias, posibilitando la detección a tiempo de la caries.