Patologías Orales

Las Patologías Orales pueden ser, cualquiera que las haya sufrido lo sabe, molestas hasta el punto de impedirte hablar, comer o dormir de forma normal.

Lo boca es, sin lugar a dudas, una de las partes más importantes de nuestro cuerpo ya que cumple multitud de funciones. Comer y beber, iniciar el proceso digestivo mediante la masticación, hablar y, por supuesto, sonreír.

Probablemente, si estás aquí es porque tienes o crees tener alguna patología oral. En primer lugar  te recomendamos que ante cualquier duda acudas a un especialista lo antes posible. En el 100% de los casos una detección temprana ayuda a una recuperación pronta y favorable.

Además, no olvides que una patología oral puede ser un síntoma de alguna otra patología de carácter más general.

Patologías Orales más comunes

Existen multitud de patologías orales. Desde las más pequeñas como una simple afta hasta las más serias, desde Tu Salud Dental te recomendamos no descuidar su diagnóstico y tratamiento ni un solo día.

Bruxismo

El Bruxismo es una patología que consiste en apretar la mandíbula de forma inconsciente. Otro de sus efectos puede ser el rechinamiento de dientes. Suele producirse mientras la persona está dormida y es por esto que hay que estar alerta antes sus síntomas. Dolor muscular, cefaleas e incluso desgaste en los dientes.

Caries

La Caries es la enfermedad bucal más común y afecta a casi el 90% de la población mundial. Se trata de una destrucción progresiva, a causa de una desmineralización, de los tejidos dentales. Está provocada por la placa bacteriana y los ácidos que generan dichas bacterias a partir de restos de comida.

Gingivitis

Habitualmente, una mala higiene suele ser la causante de la gingivitis.  Se trata de una  inflamación de las encías y es fácilmente detectable al producirse un enrojecimiento en las mismas. También produce sensibilidad e incluso sangrado en las encías.

Periodontitis

Si no tratamos una gingivitis, esta se convierte en periodontitis. Además de los síntomas de la gingivits, también se caracteriza por una retracción de las encías pudiendo llegar a, si no se trata a tiempo, producir supuración y movilidad en el diente. Finalmente, una periodontitis no tratada deriva en la pérdida del diente.

Halitosis

La halitosis es la enfermedad del mal aliento. Habitualmente el origen es bucal, pero también puede ser reflejo de, como hemos dicho antes, otro tipo de patologías. En este caso patologías digestivas e incluso respiratorias.