Prótesis Dentales

Mejora tu salud dental

Las prótesis dentales son elementos artificiales dedicados a reemplazar una o varias piezas dentales con el fin de permitir al paciente recuperar la estética y la completa funcionalidad de su dentición.

La ausencia de dientes y la presencia de espacios en la boca son los principales motivos por los que los pacientes acuden a las clínicas dentales. Como siempre, existen diferentes alternativas a elegir por el usuario en función de sus necesidades y lo que esté dispuesto a pagar. Las prótesis dentales son una excelente opción para restaurar de forma adecuada la cavidad oral.

Restaurando importantes funciones orales

Las prótesis dentales permiten restaurar importantes funciones del paciente como son la oral, la masticatoria y la estética. La ausencia de gran número de dientes en la boca produce que el paciente no tenga estructuras guías con las que ejercitar el habla, pudiendo notar cierta dificultad al hablar. Además, los dientes son, obviamente, muy necesarios para realizar una correcta masticación. Los casos más graves, pacientes edéntulos, pueden verse forzados comer únicamente alimentos blandos, repercutiendo de forma directa en la realización de una correcta dieta desde el punto de vista nutricional.

Complejo por la ausencia de dientes

En cuanto a la parte estética, gran cantidad de personas se encuentran acomplejadas por este motivo. Esto puede resolverse fácilmente con la colocación de una prótesis que sustituya las piezas perdidas. El paciente podrá elegir entre diferentes opciones, siempre contando con el asesoramiento de un especialista odontólogo, valorando cual se adapta mejor a las necesidades y requerimientos del usuario en cuestión.

La colocación de implantes en la cavidad oral ha solucionado numerosos problemas que existían con las prótesis tradicionales. Sin embargo, el atractivo precio con el que cuentan las prótesis removibles ha inclinado la balanza en este sentido, sobre todo en aquellos pacientes con recursos económicos ajustados. Cabe destacar, que muchos pacientes emplean este tipo de prótesis de quita y pon sin ningún tipo de problema, permitiendo realizar una masticación adecuada.

Tipos de prótesis dentales

Prótesis removibles

Las prótesis removibles, conocidad comúnmente como de quita y pon, pueden ser una excelente opción siempre que el paciente cumpla una serie de requisitos indispensables. Para este tipo de elementos protésicos, el usuario deberá contar con un reborde alveolar adecuado que permita la sujeción del aparato en boca. En aquellos casos que existan aún dientes en la cavidad oral, se podrán colocar ganchos de retención, con el objetivo de evitar la movilización de la prótesis durante todo el día.

Cuando el paciente es totalmente edéntulo, el reborde alveolar es el único lugar de apoyo y sujeción, siendo necesario que no se haya producido una pérdida de hueso debido a la ausencia de dientes.

Además, dentro de la prótesis removibles existen de diferentes materiales de elaboración. Destacan las elaboradas completamente de resina y las que presentan una estructura metálica de apoyo. Las elaboradas en resina requieren menor tiempo  en la consulta dental. Por contra, las metálicas, precisan probar varias veces la estructura previamente a la colocación de los dientes de forma definitiva. Este tipo de prótesis metálicas son idóneas para pacientes con enfermedad periodontal, consiguiendo que los dientes sufran lo menos posible durante la colocación del aparato en el día a día de la persona.

Prótesis sobre implantes

El mundo de la implantología ha experimentado grandes avances en los últimos años, convirtiéndose en una opción muy demandada por los pacientes. Esta alternativa es perfecta para aquellas personas que presenta escasez de reborde alveolar, impidiendo con ello la colocación de las tradicionales prótesis removibles, las cuales se movilizarían constantemente durante la masticación e incluso al hablar con otras personas.

Lo primero que el odontólogo debe realizar es un completo estudio, en el que se valore la cantidad de hueso presente en el maxilar y la mandíbula. Aunque en algunas ocasiones la cantidad ósea es insuficiente, actualmente existen diferentes técnicas que permiten aumentar el hueso en estas zonas. Entre ellas se encuentra la elevación de seno o la colocación biomateriales en la zona. Posteriormente el especialista realizará una completa planificación en la ubicación de los implantes, siempre teniendo en cuenta la posterior prótesis que se vaya a colocar. Por último, una vez colocados los implantes en boca, se procederá a esperar de 3 a 6 meses de media hasta que el elemento quede bien sujeto en la zona.

Finalmente existe en implantología un método llamado carga inmediata. Este método permite la colocación de la prótesis en las 72 horas siguientes al implantes o incluso, en algunos casos, en el mismo momento.

Ventajas e inconvenientes de las prótesis dentales

Ventajas

Las prótesis removibles tiene como gran ventaja que permite una mejor higienización del aparato. Puede ser retirada y lavada cómodamente  por parte del paciente, eliminando con ello cualquier tipo de alimento que haya podido quedar retenido durante su utilización en el día a día. Otra ventaja importante es el precio, el cual es mucho más reducido en comparación con las prótesis sobre implantes.

Por otro lado las prótesis dentales sobre implantes pueden ser colocadas como prótesis fija en boca o también de forma removible. Dependerá de las condiciones que presente el paciente. La principal ventaja es la naturalidad y gran estética que aporta a la persona que la lleva. Este tipo de prótesis suelen pasar totalmente desapercibidas por las personas que se encuentran en el entorno. Además, la prótesis se mantendrá sujeta y estable en boca, no alterando la vida diaria del paciente.

Inconvenientes 

La prótesis removible no tiene tanta retención en boca, pudiendo ocasionar diferentes molestias entre las que se encuentra la aparición de llagas. También se verá afectada la masticación. Existen cierto alimentos, como las manzanas, que en el caso de prótesis completas producen un despegamiento casi instantáneo al realizar el primer mordisco. En el caso de prótesis parciales, la utilización continuada junto con las fuerzas masticatorias puede llegar a lesionar los dientes de sujeción. Incluso llegando a perderlos con el paso del tiempo.

Con respecto a la prótesis sobre implantes, la principal desventaja es el coste económico. Se deben incluir los gastos de colocación del propio implante y del posterior elemento estético. Además, los tiempos de consulta son más prolongados que en caso de las removibles, no viendo el paciente los resultados de forma inmediata.