Ortodoncia

Dentro de la odontología se puede encontrar la ortodoncia. Esta es la rama que permite un adecuado alineamiento de los dientes, consiguiendo posicionarlos de manera perfecta en la cavidad oral.

Ortodoncia
Ortodoncia

La salud oral ha adquirido una enorme relevancia en los últimos años, todo gracias a las diferentes campañas de sensibilización que se han llevado a cabo por parte de los especialistas en el sector. Es importante acudir periódicamente al dentista, el cual podrá detectar a tiempo cualquier tipo de alteración, consiguiendo dar una solución adecuada.

¿Cuál es la mejor técnica de ortodoncia del mercado? En el siguiente artículo resolveremos todas las dudas que se tenga con respecto a cada una de las técnicas empleadas.

¿Qué función tienen los brackets sobre los dientes?

Los brackets son una serie de dispositivos que se colocan sobre la superficie de los dientes unidos mediante un arco. Con estos elementos, el dentista puede conseguir corregir el apiñamiento dental que presente el paciente, mejorando de esta forma la estética y también la salud del usuario.

Hoy en día existen una gran variedad de estos elementos en el mercado. Estos se elaboran en diferentes materiales en función de las necesidades y requisitos estéticos del paciente. En este sentido, es importante ponerse en manos de especialistas cualificados, los cuales podrán realizar un adecuado diagnóstico y plan de tratamiento. La estética también ha influido notoriamente en la aparición de nuevos brackets y otro tipo de técnicas ortodóncicas, consiguiendo dar un tratamiento acorde al paciente.

¿Existen muchos tipos de brackets?

En la actualidad existen una gran variedad de brackets a disposición de los pacientes. El ortodoncista será el encargado de ofrecer en todo momento un correcto asesoramiento desde el punto de vista profesional. Con ello permitirá al usuario decantarse por una técnica u otra en fucnión de sus necesidades.

La estética dental puede llegar a ser muy relevante en determinados entornos y trabajos, debiéndose tener en cuenta a la hora de elegir el bracket más idóneo, ya que se puede conseguir un mayor disimulo estético utilizando elementos de diferentes materiales a los metálicos tradicionales.

Brackets metálicos

Los brackets metálicos son la opción más escogida por la mayoría de pacientes que se quieren someter a un tratamiento de ortodoncia para mejora su salud dental. En este sentido vale la pena señalar que el tratamiento realizado con este tipo de elementos metálicos suele tener un coste final menor. También presentan una mayor durabilidad en comparación con otros, resistiendo adecuadamente a las fuerzas de masticación que se producen en la boca.

 

La desventaja principal que se puede encontrar con respecto a otros brackets es su deficiente estética en boca. Sin embargo, en niños y adolescentes, pueden ser adornados con ligaduras de colores que dan un toque divertido a la ortodoncia y que permiten sentirse un poco más cómodos a los pacientes durante el tratamiento.

Además, dentro de este tipo de brackets se pueden encontrar aquellos que se sujetan al arco mediante ligaduras elástica o los que se unen directamente sin necesidad de elemento externos, siendo estos últimos los autoligables. Los brackets con ligaduras y los autoligables se diferencian principalmente en la fricción que ejercen sobre el arco, siendo preciso que el profesional ofrezca la mejor opción dependiendo de los resultados que se quieren conseguir en la cavidad oral.

Brackets de zafiro

Una estupenda opción que pueden elegir la mayoría de pacientes es la colocación de brackets de zafiro sobre sus dientes. Con ellos se consigue un mejor aspecto físico en comparación con los metálicos. La durabilidad en boca es bastante similar a los anteriormente mencionados y su transparencia permite mimetizarse adecuadamente sobre el diente, no siendo perceptible por las personas de nuestro entorno. En cuanto a la adhesión sobre la superficie del diente cabe destacar que es bastante buena. Existien una baja tasa de descementados, algo que se agradece enormemente tanto por parte del paciente como por el especialista.

Entre las principales desventajas de este tipo de ortodoncia se puede encontrar su precio más elevado. También el oscurecimiento que sufre el bracket con el paso del tiempo. Sobre todo en aquellos casos en los que se consume alimentos como el café o vino tinto, los cuales tienen una alta capacidad de manchar de manera permanente la superficie de estos elementos.

Con respecto al precio, es ligeramente superior a otras opciones. Sin embargo, aquellas personas que trabajen de cara al público y no quieran llamar la atención, los brackets de zafiro pueden ser una estupenda opción.

Brackets cerámicos

Mediante el tratamiento con brackets cerámicos el paciente puede conseguir un alineamiento perfecto de las arcadas dentarias, sin dejar de lado por supuesto la estética. Este tipo de brackets tienen como principal ventaja, al igual que los de zafiro, la mimetización sobre la superficie del diente, siendo bastante duraderos en boca.

El precio de este tipo de elementos también es elevado sin embargo, esta opción puede resultar más económica que los brackets de zafiro. Estos brackets también tienden a perder su color original, siendo recomendable llevar una correcta higiene dental y evitar el consumo de productos que puedan teñir la superficie del brackets en cuestión.

Brackets autoligables

Como se ha comentado anteriormente, los brackets autoligables son una serie de dispositivos que no requieren la utilización de ligaduras para sujetar el arco, posibilitando transmitir toda la fuerza al diente. Los avances tecnológicos acontecidos en el mundo de la ortodoncia han permitido crear autoligables de tipo estético, transparentes y con una gran durabilidad.

Mediante este tipo de brackets, el paciente puede conseguir una mayor higiene de la cavidad oral. Esto se debe a que ya que no cuenta con las incomodas ligaduras, donde quedan atrapados los alimentos en la mayoría de ocasiones. Además, los pacientes sometidos a tratamientos de ortodoncia mediante estos elementos, presentan menor número de molestias y dolor, debido a la menor fricción que se ejerce durante los diferentes movimientos.

Por último, las visitas al dentista resultan mucho más livianas, ya que no es necesario cambiar todas las ligaduras en cada consulta, algo que es agradecido enormemente por los usuarios que se decantan por este tipo de alternativa.

Después del tratamiento con brackets de cualquier tipo es recomendable la colocación de un retenedor, el cual impedirá los futuros movimientos dentales indeseados.

Tipos de ortodoncia, ¿Cuál te interesa más para tu salud dental?

Ya hemos hablado de la técnica tradicional mediante la colocación de brackets, pero también existen otras a disposición de los usuarios que permiten conseguir los mismos resultados. Dentro de ellas se pueden encontrar la ortodoncia lingual y la ortodoncia invisible. Estas consiguen un rango estético nunca visto anteriormente, ya que los elementos se ocultan a la perfección dentro de la cavidad oral.

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual también se basa en la colocación de brackets en los dientes. La principal diferencia es que su posicionamiento se hace sobre la cara interna, siendo imperceptible por las personas del entorno. Esta técnica está destinada para aquellas personas que no quieren llamar la atención del tratamiento de ortodoncia al que están siendo sometidos. Con esta técnica se consiguen buenos movimientos dentarios, permitiendo corregir los apiñamientos, los problemas de mordida e incluso aquellos espacios que se encuentren entre las piezas dentales o diastemas.

La principal desventaja es que presenta un coste más elevado para el bolsillo del paciente. También precisa de un alto grado de especialización por parte del profesional que lo vaya a llevar a cabo, siendo necesario recurrir a ortodoncistas adecuadamente formados en este sector.

Ortodoncia invisible

Una de las opciones estéticamente más demandadas en la actualidad en la ortodoncia invisible. Esta se basa en la colocación de una serie de férulas transparentes sobre los dientes. Estos elementos se diseñan exclusivamente sobre la boca del paciente y presentan una secuencia determinada de colocación. De esta forma se consiguen resultados perfectos en la boca del paciente.

Además, la higiene es mucho mejor que en otro tipo de técnicas de ortodoncia existentes. Las férulas, al ser extraíbles, puede limpiarse de una forma cómoda y sencilla por parte de los pacientes. De esta forma se evitan importantes acúmulos de placa.

Ortodoncia infantil

La ortodoncia infantil o interceptiva puede solucionar graves problemas en el futuro. En la actualidad existen diferentes tipos de aparatos que puede ser colocados en los niños con el fin de obtener una correcta forma de las arcadas dentarias y una idónea posición de los dientes.

También hay que tener en cuenta, que este tipo de ortodoncia supone un ahorro considerable de dinero en el futuro. Un paciente tratado a tiempo no deberá someterse a tratamientos más costosos durante su vida adulta.